15 abr. 2010

Doscientas cincuenta palabras


De muy pequeñita ya me diagnosticaron esta extraña enfermedad. Los médicos nunca habían visto un caso así e investigaron por si fuese hereditario. Muy pocas pistas les pude dar.


Nunca llegué a conocer a mi padre. A través de los años he llegado a la conclusión de que era del este; mis facciones, el color de mi pelo y de mis ojos me hacen pensar así.


Mi madre era puta y obviamente no la puedo asediar más, intentando que se acuerde  con quien se acostó nueve meses antes de yo nacer, cuando lo hace a diario con varios hombres.


La enfermedad, que nunca me acuerdo del nombre, destaca por la lentitud en aprender y asimilar palabras. Ahora mismo, con cerca de treinta años sólo conozco doscientas cincuenta palabras, y esta cantidad no ha aumentado desde hace mucho tiempo. Creo que ya llené el cupo.


Azúcar, plenilunio, amarillo, palimpsesto, felación, etcétera; esas son algunas de las palabras que conozco.


No es difícil vivir así, el truco está en saber usar las pocas que conoces. No imaginas el partido que se le puede sacar a una misma palabra sabiendo jugarla en una frase.


Mi vida es prácticamente normal. He logrado casarme, tengo trabajo y un hijo maravilloso que ya conoce más palabras que yo. Lo creo así porque muchas veces no le entiendo.



Sí. Sin duda la vida me sonríe. Soy feliz, tengo justo lo que necesito y mis doscientas cincuenta palabras con las que he escrito un microrrelato de puta madre.



Lisandro Rodríguez ©

Votar esta anotación en Bitácoras.com

11 comentarios:

Lilymeth Mena dijo...

Querido Lisandro, usted no para, muy bueno
me ha gustado mas, por que el personaje es femenino. :D

Lisandro dijo...

Claro querida Lily, si fuera masculino me temo que sólo dispondría de 100. ;)

Alicia dijo...

250 felicidades, que bien amarrado esta! ( y claro bien escrito---)

Valen dijo...

1 brillante, 2 sorprendente, 3 ocurrente, 4 amigo...

Jo dijo...

Hey Lisandro, qué ingenioso!! Me gusta mucho

Cristina dijo...

Qué bien las has utilizado, carayyyy!

María Martín dijo...

Me gustó mucho , Li, la idea de ajustarte " al límite", el que la prota sea una chica, el modo de contarlo. Casi todo. pero...siempre hay un pero ¡no? creo que los párrafos divididos de otra manera , habrían hecho el micro aún mejor ( ainssss qué trabajo me cuesta hacer una crítica, por favor).

Julia dijo...

Has echo un micro con 250 palabras, sobre una mujer, no dicen que no
dejamos de hablar...jajajaja

beatriz dijo...

Qué original Lisandro, qué tierno y qué divertido.

ana maria dijo...

Enhorabuena le ha salido muy bien ""Logrado ""

Piel Canela dijo...

Muy ingenioso,
toda una vida en 250 palabras!!

Publicar un comentario