23 mar. 2010

No es cosa de musas



Días pensando que escribir, ¿cómo logro plasmar lo que siento? ¿Acaso si necesito  una musa?

Escribo un sin fin de ideas sin llegar a ninguna concreta. Pienso en el escritor y comienzo a plantearme que no sólo es su técnica, su habilidad. Tal vez, después de todo, exista ese algo que muchos se empeñan en negar.


Justo cuando decido que ya no voy a seguir escribiendo, mis dedos empiezan a moverse casi contra mi voluntad y doy con la respuesta:


"Lo mío no es cuestión de musa sino de impaciencia"



Martha González ©

Votar esta anotación en Bitácoras.com

3 comentarios:

Martha dijo...

Gracias, creo que el taller desarrollara no solo mi capacidad (si es que la tengo) de escribir, si no mi tolerancia, paciencia y respeto.

Julia dijo...

Pues sí, lo mismo me digo, a mí conmigo.
Un abrazo

María Martín dijo...

Una impaciente por naturaleza lee esto y se consuela ( si no fuese porque me da envidia, sería perfecto)

Me gustó :-)

Publicar un comentario