21 mar. 2010

Para que no quepa duda



Estimada señora:

Me pregunta usted  el motivo por el que no acude  la inspiración que reclama. Me asegura —sobria—  que ha hablado con las musas, que el silencio en su casa es el adecuado, que tiene una mesa despejada  y limpia, que ha aprendido palabras nuevas y que ha realizado los suficientes cursos online  con profesores mexicanos  como para  escribir sin parar hasta caer exhausta. Antes de explicárselo mejor despéjeme una duda: ¿Acaso es usted familia de Leopoldo?


Atentamente


Augusto Monterroso.



Toñi Ramos ©

Votar esta anotación en Bitácoras.com

5 comentarios:

Carlos de la Fé dijo...

Esto es intertextualidad y metaficción en estado puro. Es asquerosamente perfecto.

Toñi Ramos dijo...

¡Gracias a los dos !
Yo tengo claro que Leopoldo es de mi familia. ¡Qué tareas nos manda este profe!

Lisandro dijo...

Jajaja, yo tb me quedé en treinta y tres hasta que caí en lo de Leopoldo :))

Buenísimo Toñi!!!!

Julia dijo...

Bueno yo no soy familia de Leopoldo, pero me encantó la irreverencia
Es buenísimo,bravísimo!!!!!

Helio dijo...

Pues yo, cuando me desperté.... llamé corriendo a Leopoldo para que me dijera quien era el tal Monterroso ese, jijiji Bravo Toñi.

Publicar un comentario