20 nov. 2013

Décalogue de survie



   En el 2011 este microrrelato fue seleccionado como ganador del I Concurso de Microrrelatos de Amnistía Internacional Valencia. Curiosamente, otro texto de mi autoría, Instrucciones para no morirse de miedo, fue también elegido como finalista del mismo concurso.

   Fue, claro, una ocasión para sentirme doblemente halagado por la “duplicación” del premio, pero también por la calidad del jurado y por las siglas que estaban detrás de la organización, una ONG que para mí es la más significativa de todas, pues considero que la justicia debe ser el primer Derecho Humano sin el cual el resto son imposibles.

   Además me permitió conocer al maravilloso grupo de personas que forman Amnistía Internacional Valencia, cuya valía humana queda de manifiesto con su compromiso cotidiano.

   Años después, estos —este— texto no deja de darme satisfacciones. En esta ocasión con el trabajo realizado por el “Club de ruso” de la Université de Poitiers dirigido por la catedrática Caroline Lepage y gracias a la colaboración de mi admirado Félix Terrones. Dicho “Club” que realizó la traducción —colectiva, nada menos—, está formado por: Denis Anton, Sophie Beddow, Victor Berry, Laury Braguier, Léa Casorla, Anaïs Coquemas, Stéphanie Hoareau, Fanny Jay, Cyrielle Peltier, Madalen Rossard, Helena Santos López y Almudena Serrán Luque. Doce personas para un decálogo de doce puntos. No hay casualidades.

   La traducción de este —y de dos microrrelatos más— se puede leer en la página donde se publicó originalmente, Lectures d'ailleurs/Tradabordo.

  Quiero agradecer, nuevamente, la labor realizada y alegrarme que, una vez traducidos mis textos aún conserven la cordura.

   1. Donner l'alarme.
   2. Se jeter à terre.
   3. Se protéger la tête.
  4. En entendant les premières explosions, se boucher les oreilles.
  5. Ne pas regarder dans les yeux, jamais, qui est en train de tirer.
   6. Ne pas pleurer
   7. Ne pas trembler.
   8. Ne pas souffrir.
   9. Oublier.
   10. Se laisser aider.
   11. Un enlacement. 
   12. Un autre enlacement, s'il vous plaît.

   Ajout de deux conseils supplémentaires. Libre à qui cela est utile (si tant est qu'il ait le droit de vivre en paix) d'opter entre la douzaine de points antérieurs et d'en écarter deux pour ne pas ruiner le titre. En guise de conseil, ne pas passer outre les derniers. En cas de besoin, les répéter autant de fois que nécessaire. L'idéal est qu'ils ne le soient jamais. L'idéal est que jamais. L'idéal est jamais.




   El "original" en español se puede leer en este enlace. Estaba basado en esta foto:





Votar esta anotación en Bitácoras.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario